Poemas de amor

Poemas de Amor

Hermosos Poemas de Amor

Poemas de amor

QUE SE ROMPA LA NOCHE

Que se rompa la noche que me importa
si tras ella viene ya la madrugada
los amores no esperan tras la barda
y el sol no le afecta a mis andanzas.


Si se rompe inventamos cualquier cosa
que nos deje continuar con esta danza
sin que el interludio se moleste
y la ropa se quede allí doblada.


Miénteme porque a eso estas acostumbrada
háblame aunque no puedas decir nada
aprovecha este rico momento de pasión
a ver si puedes calmar todas tus ansias.

 Tienes ojos de abismo, cabellera
Llena de luz y sombra, como el río
Que deslizando su caudal bravío,
Al beso de la luna reverbera.


Nada más cimbrador que tu cadera,
Rebelde a la presión del atavío...
Hay en tu sangre perdurable estío
Y en tus labios eterna primavera.


Bello fuera fundir en tu regazo
el beso de la muerte con tu abrazo...
Espirar como un dios, lánguidamente,


Teniendo tus cabellos por guirnalda,
Para que al roce de una carne ardiente
Se estremezca al cadáver en tu falda...
 

A UNA MORENA

Amame, como aquellos que se amaron sin límites.
como aquellos que se salvaron por el Amor.
como aquellos que se iluminaron por el Amor.
como aquellos que se transmutaron por el Amor.
Amame, sin prejuicios ni condiciones.
sin esperas ni reservas.
sin egoísmos ni sombras.
sin cadenas ni sumisiones.
Amame, con la profundidad insondable del océano.
con la claridad del Sol de las montañas.
con la fuerza suprema de vientos huracanados.
Amame, con la blanca llama de tu alma despierta.
con la alegría de cielos infinitos.
Porque sólo por el Amor peregrinamos juntos
hacia la dicha divina e inmortal.

AMAME 

  Amor callado, que jamás se queja;
amor que, en la discreta madrugada,
sólo acierta a poner, junto a tu reja,
la ilusión de una estrofa perfumada.


Amor de un alma taciturna y vieja;
amor que es como música olvidada,
que tiene azul resignación de oveja,
que lo dá todo y no pide nada.


Amor es eso, amar como te amo,
sin medir tu desdén, sin que un reclamo
haga que el alma de esperanza estalle.


Amor sin arrebatos y sin ruido,
que espera que tu hogar esté dormido
para pasar entonces por tu calle.

AMOR CALLADO 

Para mi corazón basta tu pecho, 
para tu libertad bastan mis alas. 
Desde mi boca llegará hasta el cielo 
lo que estaba dormido sobre tu alma. 


Es en ti la ilusión de cada día. 
Llegas como el rocío a las corolas. 
Socavas el horizonte con tu ausencia. 
Eternamente en fuga como la ola. 


He dicho que cantabas en el viento 
como los pinos y como los mástiles. 
Como ellos eres alta y taciturna. 
Y entristeces de pronto, como un viaje. 


Acogedora como un viejo camino. 
Te pueblan ecos y voces nostálgicas. 
Yo desperté y a veces emigran y huyen 
pájaros que dormían en tu alma. 
 

PARA MI CORAZÓN BASTA TU PECHO

Déjame acariciarte lentamente
déjame lentamente comprobarte,
ver que eres de verdad, un continuarte
de ti misma a ti misma extensamente.


Onda tras onda irradian de tu frente
y mansamente, apenas sin rizarte,
rompen sus diez espumas al besarte
de tus pies en playa adolescente.


Así te quiero, fluida y sucesiva,
manantial tú de ti, agua furtiva,
música para el tacto perezosa.


Así te quiero, en límites pequeños,
aquí y allá, fragmentos, lirio, rosa,
y tu unidad después, luz de mis sueños.

SUSECIVA...

Yo te he nombrado reina. 
Hay más altas que tú, más altas. 
Hay más puras que tú, más puras. 
Hay más bellas que tú, hay más bellas. 
Pero tú eres la reina. 
Cuando vas por las calles 
nadie te reconoce. 
Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira 
la alfombra de oro rojo 
que pisas donde pasas, 
la alfombra que no existe. 
Y cuando asomas 
suenan todos los ríos 
en mi cuerpo, sacuden 
el cielo las campanas, 
y un himno llena el mundo. 
Sólo tú y Yo, 
sólo tú y yo, amor mío, 
lo escuchamos.  
 

LA REINA

Te siento cada día rozándome invisible
sutilmente impalpable.
Y aunque sé que siempre te he llevado conmigo
eres siempre la suave, dulcemente imposible
lejanía luminosa...


Te siento cada día cantar, mas no sé donde.
Eres algo que vive más allá de mí mismo
y aunque siempre eres nube y horizonte lejano
¡sentí tu beso sobre mi alma!


Mi espíritu solitario te sueña en todas las cosas
Mi alma te busca tras toda emoción
¡Mi camino está lleno de tu nombre!
¡Lejana!...¿Dónde estás?...¿Dónde estás?

TE SIENTO